Colombina dio a conocer los riesgos que enfrenta en sus actividades con respecto al COVID-19 en una comunicación dirigida a la Superfinanciera.

La tradicional empresa Colombina dio a conocer los riesgos que está enfrentando en sus actividades con respecto al COVID-19 en una comunicación dirigida a la Superintendencia Financiera de Colombia.

Según la empresa, su intención es ser totalmente transparente con sus grupos de interés, así como “informar los riesgos identificados con ocasión de la coyuntura generada por el COVID-19 y las medidas de mitigación adoptadas”.

La compañía consignó las observaciones en un “Mapa de Riesgos Corporativo”:

  1. Riesgo financiero por volatilidad en precios de commodities y tasas de cambio.
  2. Interrupción de la cadena de abastecimiento.
  3. Impacto en el crecimiento de ventas generado por los cambios en la dinámica y estructura de canales.

Al respecto, la empresa estipuló un plan de continuidad de negocios centrado en cuatro puntos pensados en mitigar esta crisis actual:

  1. Comité de Crisis.
  2. Salud de nuestros colaboradores.
  3. Operación Supply Chain y Comercial.
  4. Estrategia de Comunicación.

Además, la compañía explica que los impactos financieros serán revelados en los Estados Financieros y sus respectivas notas con corte al primer trimestre del año 2020.

“La Compañía está comprometida con la continuidad de la operación de sus Plantas de Producción, cuya actividad hace parte de las excepciones contempladas en el artículo tercero (3°) del Decreto 531 de 2020; con el fin de garantizar que todos los colombianos cuenten con los productos necesarios para su abastecimiento en este periodo de aislamiento”, concluye el informe.

Por otro lado, según reseñó La República, informó que el total de los impactos financieros serán revelados en los Estados Financieros con corte al primer trimestre del año 2020 y además ratificó su intención de continuar con las operaciones en las plantas de producción cumpliendo con los protocolos determinados por el Gobierno Nacional.