Colombia, México y otros 20 países de miembros de la OMC se comprometieron a garantizar el correcto funcionamiento de la cadena de suministro de alimentos.

Con la firma de una declaratoria conjunta, Colombia, México y otros 20 países de miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se comprometieron a garantizar el correcto funcionamiento de la cadena de suministro de productos agroalimentarios durante la actual emergencia de salud pública declarada por el COVID-19.

La misiva resalta que las medidas de emergencia relacionadas con la agricultura y los productos agroalimentarios sean “específicas, proporcionadas, transparentes, temporales y coherentes con las normas de la OMC”. Además, “no deben distorsionar el comercio internacional de estos productos ni dar lugar a barreras comerciales injustificadas”.

Por el contrario, insta a los miembros de la OMC a que establezcan “soluciones de trabajo temporales para facilitar el comercio”. Los signatarios también se comprometen a entablar un diálogo para mejorar la preparación y la capacidad de respuesta ante las pandemias, incluso a través de la coordinación multilateral.

Con lo anterior, los firmantes envían un mensaje de confianza en que unirán esfuerzos para alcanzar un buen funcionamiento de la agricultura mundial y las cadenas de suministro agroalimentario y evitar medidas con un posible impacto negativo en la seguridad alimentaria, la nutrición y la salud de otros miembros de la organización y sus poblaciones.

Los miembros de la OMC, además de Colombia y México fueron: Chile, Perú, Paraguay, Costa Rica, Brasil, Uruguay, Unión Europea, Australia, Canadá, Hong Kong-China, Japón, República de Corea, Malawi, Nueva Zelanda, Qatar, Singapur, Suiza, el territorio aduanero separado de Taiwán, Penghu, Kinmen y Matsu, Ucrania y Estados Unidos.

Le puede interesar:  Innpulsa y SAP concretan alianza para mantener la cadena de suministro