Según la más reciente encuesta de la firma de estudios de mercado en Colombia Raddar sobre consumo en los hogares, en el mes de abril, los colombianos destinaron su bolsillo principalmente a las canastas de alimentos para el hogar, vivienda y bienestar.

Sin embargo, cabe resaltar que durante este mes se presentó una caída histórica del consumo en Colombia a causa del coronavirus, ya que el gasto el gasto de los hogares se contrajo 5,1%, el más bajo de la historia. La cifra de gasto de la gente en abril llegó a 54,6 billones de pesos.

Estos resultados evidencian un retroceso de seis años en el gasto de los hogares, además se espera que la caída en el consumo durante este año alcance el 6 %.

Estos resultados son una consecuencia directa de los efectos que tiene la coyuntura actual por el COVID-19, donde los bienes de primera necesidad son las más buscados y el resto han quedado en segundo plano debido a la crisis económica que ha desatado el virus.

Según los datos de la encuesta,  a consecuencia de la pandemia, las canastas como electro, moda, comidas fuera del hogar, entretenimiento y educación son las más afectadas, puesto que la situación económica y social de la población imposibilitan el consumo en estos productos respecto al año anterior.

Con respecto a la percepción de compra de los hogares, disminuyó, como era de esperarse, debido al confinamiento y al cierre de comercios, el cual limita las compras y ventas de ciertos productos. De igual forma, se debió al sobreabastecimiento cercano a la fecha de inicio de cuarentena, que hizo que gradualmente las personas tuvieran que comprar menos productos.

Según Raddar, en los últimos días se ha presentado la peor caída de la confianza de los consumidores en las últimas dos décadas, impulsada por las bajas expectativas económicas. Asimismo, los consumidores esperan que durante los próximos meses no sean buenos tiempos económicos.

“Para este mes se puede notar que todos los niveles socioeconómicos continúan con un índice de confianza negativo siendo este menor que el de marzo. Este comportamiento puede verse influenciado por la incertidumbre que sufren actualmente los colombianos frente a sus empleos, sus negocios y sus ingresos, pues el aislamiento ha llevado a que una gran cantidad de personas que trabajan de manera informal no puedan salir a trabajar y qué empresas se queden sin caja y recurren a drásticas medidas como el recorte del personal, el cierre de locales e incluso el cierre total de su empresa”, indica el estudio.

Lo anterior, puede llevar a que los hogares colombianos empiecen a ahorrar y a cuidar sus ingresos enfocándose en comprar únicamente productos de primera necesidad, por lo que la disposición de los colombianos para comprar bienes durables, vivienda o vehículos puede verse altamente afectada.

Cabe resaltar que la canasta con mayor crecimiento en abril fueron los alimentos para el hogar con 23.7 %; el bienestar con 12.2 %; la vivienda con 11.4 % y la educación con 2,2 %.