El acuerdo estratégico entre estas dos compañías busca acelerar la producción de alimentos sostenibles.

La tecnología y la investigación serán los pilares de la alianza anunciada entre Bühler AG y el DIL Deutsches Institut for Lebensmitteltechnik, dos grupos que esperan desarrollar nuevas tecnologías de producción de alimentos más sostenibles y saludables, conforme anunciaron.

En este proyecto la alianza busca crear proteínas alternativas con un impacto menor en el medio ambiente, utilizando menos espacio que en la producción tradicional y menor huella de CO2. De esta manera esperan hacerles frente a los desafíos de los próximos años, en que se deberán producir más alimentos, en menos tierra.

“Si vamos a alimentar a 10 mil millones de personas en 2050 (…) necesitamos construir asociaciones sólidas con un propósito y debemos construirlas en áreas donde podamos generar un impacto mayor”, dijo Ian Roberts, director de tecnología de Bühler, explicando la alianza.

Y es que, precisamente, el mercado de proteínas alternativas sigue creciendo y se hace más necesario: cada día las empresas están explorando más opciones de fuentes de proteínas y de tecnologías para procesar estos productos en unos atractivos y comercializables.

Según Volker Heinz, director y CEO de DIL, el planeta se encuentra en un momento crítico: “dentro de nuestros límites planetarios, no hay lugar para una mayor expansión de la proteína animal y producción de grasa”, afirmó.

En la actualidad, por ejemplo, estas empresas destacan la extrusión como una tecnología clave, que permite formar proteínas texturizadas, a partir de diferentes materias primas, que emulan la forma y sabor de las carnes.

“Con la experiencia de Bühler en extrusión, pero también en otras disciplinas de ingeniería, como molienda, proteínas vegetales y manipulación de polvos, podremos ofrecer soluciones nuevas y personalizadas para nuestros clientes y para el mercado que cambia rápidamente”, aseguró Volker Lammers, jefe de Plataforma de Investigación en Ingeniería de Procesos, de DIL.

Así, las dos empresas esperan unir sus capacidades de tecnología, laboratorios, plantas piloto y expertos en investigación, para proporcionar seguridad y calidad alimentaria en alimentos alternativos.

Le puede interesar: Unión Europea aprueba de manera preliminar alimentos basados en insectos