Usuarios de redes sociales han recibido bien la medida y han aplaudido el mensaje de Ramo en estos momentos de incertidumbre a causa del COVID-19.

Recientemente y en medio de la incertidumbre en varios sectores generada por la pandemia del coronavirus, Ramo sorprendió al público en redes sociales anunciando que había cambiado el nombre de algunos productos para darles ánimo a sus consumidores en estos tiempos de crisis.

Cambiamos los nombres de nuestros empaques para enviarle un mensaje de esperanza a todo el país. Hoy más que nunca, cada palabra de esperanza nos une como país”, fue el mensaje con el cual la empresa colombiana presentó el cambio de sus productos más tradicionales.

El chocoramo cambió su nombre por la expresión “pa` lante”, el ponqué ramo por “ánimo”, el ponqué gala por “abrazo” y el pan tajado por “unidos”. Esta estrategia tiene como propósito enviar un mensaje de solidaridad a los colombianos en la época de cuarentena decretada como medida para evitar el contagio de COVID-19.

Al respecto, Camilo Deckers, director de mercadeo de productos Ramo, explico en la revista PyM, que en cuanto empezó la crisis por el coronavirus, la prioridad de esta compañía fue “mantener la operación y garantizar el abastecimiento”, sin embargo poco después empezaron a contemplar esta estrategia.

Empezamos a trabajar con la agencia de publicidad en varios caminos y en conjunto definimos trabajar sobre una de las propuestas, relacionadas con los empaques. Era una gran oportunidad pues son pocas las marcas o productos que tienen la legitimidad, el conocimiento y la cercanía emocional con los colombianos para cambiarle el nombre a sus productos”, señaló al respecto.

Definitivamente Ramo es una empresa cercana al corazón de los colombianos y precisamente por esta razón el mensaje de la compañía fue bien recibido y aceptado por los usuarios en las redes sociales.

Aunque el aspecto que significó más dificultad para la compañía fue el rediseño de todos los empaques, cabe resaltar que este proyecto, que incluyó a las áreas de abastecimiento, producción, logística, mercadeo, ventas y sobre todo a los proveedores de empaques, se hizo en tan solo dos semanas.

Ramo en 2020, cumplió sus primeros 70 años de historia y se me ocurrió que esta era una gran oportunidad para capitalizar mejor la campaña de los empaques, con un esfuerzo adicional de comunicación”, escribió para PyM.

De igual forma, señaló que este proyecto pretende reconocer el trabajo y el esfuerzo de los trabajadores de esta compañía que se esfuerzan por seguir garantizando el abastecimiento de los productos en el país.

Este es un claro ejemplo de cómo la recursividad y la creatividad pueden crear oportunidades y beneficios para las empresas aun cuando se atraviese un momento de crisis. La estrategia de Ramo fue tendencia en redes sociales, generó una sensación positiva en los consumidores y generó un free press por más de 500 millones de pesos.