La Cámara de Alimentos de la ANDI y Asoleche respaldan la decisión de aumentar en un 7% los valores que componen el sistema de pago de la leche a los ganaderos a partir del 1 de octubre.

Las recientes coyunturas en Colombia -bloqueos, condiciones climáticas, covid19- han afectado de forma directa a los productores del país. En ese orden de ideas, la producción láctea es uno de los perjudicados y esto se ha visto reflejado en el comportamiento creciente de los precios de los insumos de la canasta ganadera durante el primer semestre de 2021, lo que a su vez ha provocado el incremento de los costos de producción y por ende una afectación en la rentabilidad de los productores.

“Esta situación es realmente desafortunada. Por eso acompañamos la decisión del Ministerio de Agricultura de anticipar el ajuste del 7% al precio de la leche desde el 1 de octubre con el fin de compensar los costos que han tenido que asumir los productores durante el primer semestre de 2021”, afirmó Camilo Montes, Director Ejecutivo de la Cámara de Alimentos de la ANDI.

Con la adopción de esta nueva resolución se anticipa el incremento que estaba previsto para el 1 de marzo de 2022, mes en donde se suele subir el precio de abastecimiento que incide en los productos lácteos y sus derivados. “Estuvimos de acuerdo en anticipar la revisión en el mes de octubre ya que la coyuntura económica hizo necesaria una intervención en el sistema de pago que permitiera compensar la afectación en la producción primaria de miles de ganaderos”, manifestó Montes.

Le puede interesar: EL IMPACTO DE LA PANDEMIA EN LA TRANSMISIÓN DE ENFERMEDADES POR ALIMENTOS

Cabe recordar que el sistema de pago de la leche es actualizado por el Gobierno colombiano de forma anual a partir del análisis que realiza la unidad de seguimiento de precios de la leche y rige la relación económica entre los ganaderos y la industria láctea.

“Es el momento de unir esfuerzos (ganaderos industriales y consumidores) para salvaguardar y proteger a nuestro sector lácteo colombiano para que este siga siendo un motor de desarrollo económico y social en el país” señaló Juan Sebastián Bargans, Presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche Asoleche.

Desde la ANDI y Asoleche se proponen medidas que armonicen la relación de la cadena afectando lo menos posible a los consumidores colombianos. El encadenamiento armónico de la cadena es la única manera de mantener el negocio activo al mismo tiempo que se protegen a las más de 730.000 personas que dependen, directa e indirectamente, de este aparato socioeconómico.