La compañía de ingredientes, ADM, anunció nueva política, con la que espera reducir el impacto de sus operaciones en los bosques, biodiversidad y comunidades.

Eliminar la deforestación de todas las cadenas de suministro de la empresa, es uno de los nuevos objetivos de ADM para 2030, conforme dijeron recientemente, con el fin de mejorar su relación con los recursos naturales.

“ADM es el puente entre el productor de la granja y las marcas orientadas al consumidor en nuestras mesas, y estamos en una posición única para influir en las prácticas sostenibles en toda la cadena de suministro”, dijo el presidente y director ejecutivo de la organización, Juan Luciano.

“A medida que llevamos a cabo nuestra misión de liberar el poder de la naturaleza para enriquecer vidas, reconocemos el papel fundamental que juegan los recursos naturales en el futuro de nuestro planeta. Estamos totalmente comprometidos con poner fin a la deforestación y preservar la biodiversidad y los recursos hídricos en nuestra cadena de suministro”, agregó el ejecutivo.

El proyecto

La revisión y el cambio de su política inició desde el año pasado y ahora incluye disposiciones que promueven la conservación de los recursos hídricos y la biodiversidad en los paisajes agrícolas y soluciones para reducir el cambio climático y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Así mismo, esperan apoyar la agricultura como un medio para promover el desarrollo sostenible mediante la reducción de la pobreza y el aumento de la seguridad alimentaria y, a su vez, proteger a los defensores de los derechos humanos, denunciantes, denunciantes y voceros comunitarios.

Lea acá: Venta de quesos registra estabilidad, en medio de la pandemia

“Esta nueva política reafirma el compromiso de ADM con el abastecimiento responsable y nos ayudará a reducir aún más el impacto de nuestras operaciones y cadena de suministro, y continuar manteniendo a nuestros proveedores con altos estándares”, indicó Luciano.

Así mismo, para fines de 2022, la compañía espera lograr la trazabilidad total de su abastecimiento directo e indirecto a lo largo de sus cadenas de suministro de soja en Brasil, Paraguay y Argentina. En este sentido, el objetivo es terminar con la conversión de vegetación nativa en el menor tiempo posible, conciliando la producción de soja con los intereses ambientales, económicos y sociales en áreas de alto riesgo como los biomas del Cerrado y Chaco en América del Sur.

Por ejemplo, para lograr la trazabilidad en las plantaciones de palma, ADM se unió a la iniciativa Palm Oil Collaboration Group (POCG), que incluye empresas de todas las etapas de la cadena de suministro de aceite de palma, y participa activamente en acciones colaborativas para implementar el Marco de Informes Integrados (IRF) y abordar los problemas sociales en toda la cadena de suministro de la palma.

Le recomendamos: Marine Stewardship Council responde a Netflix sobre documental de pesca