La ciencia y las nuevas tecnologías pueden ayudar a las compañías a garantizar la cadena de suministro.

Las distancias, la distribución, la vida anaquel de los productos y los mismos empaques son hoy un reto para las empresas de alimentos y bebidas que quieren asegurar la cadena de suministro.

En medio de irrupciones, como la que vive el mundo actualmente con la pandemia del COVID-19, es necesario buscar mecanismos o herramientas que garanticen la disponibilidad de alimentos. ¿Cuáles? Acá le traemos algunas:

1. Trazabilidad

Gracias a la ciencia de datos, las empresas ahora pueden rastrear los productos, a través de toda la cadena de suministro. Con aplicaciones de monitoreo remoto y la información en la nube, de hecho, pueden prevenir riesgos en la cadena o identificar las fallas.

Llevar un control de los alimentos también le dará ventajas competitivas en el mercado, a causa de que ahora los consumidores piden más transparencia, exigiendo productos más controlados y sin riesgos de enfermedades transmitidas por los alimentos.

2. Empaques

Las largas distancias no son ahora un problema para mantener la calidad y propiedades de los alimentos: existen empaques diseñados, según las necesidades del procesador.

Lea también: Herramientas para una producción inteligente

Para estos, es necesario tener en cuenta que los empaques pasarán por varias etapas: transporte, almacenamiento y exhibición. De tal manera que las nuevas tecnologías y materiales pueden reducir drásticamente los riesgos de seguridad alimentaria al tiempo que aumenta la vida útil y minimiza el desperdicio de alimentos.

3. Automatización

Con sistemas de producción y comercialización más automatizados, la cadena de suministro puede estar más segura, a causa de que se pueden evitar contaminaciones por el contacto humano.

Así mismo, los sistemas automáticos de detección de materiales pueden detectar contaminantes en carnes y aves frescas. A la final, la importancia reside en estar al tanto de las tendencias, aprovechar y saber invertir y utilizar estas herramientas o nuevas tecnologías que dan diferentes posibilidades de mejora y disminución de riesgos.

Le puede interesar: El consumo de granos antiguos crece en América Latina