CivicScience es una empresa estadounidense encargada de desarrollar una nueva forma para conectar las opiniones de los consumidores y del público a los tomadores de decisiones de las industrias. Esta empresa hizo un estudio con base en los anuncios que han publicado últimamente tres marcas referentes de la industria de alimentos:

Nestlé: recientemente lanzó un anuncio manifestando que van a reducir voluntariamente sal en los productos de su cartera. El resultado fue que alrededor del 15% de los adultos estadounidenses dijeron que estarían más propensos a comprar productos de Nestlé debido al reciente anuncio. Sin embargo, las variaciones de sabores y texturas en los productos haría que los clientes leales a esta marca empiecen a desconfiar y quedarse con otras.

The Kraft Heinz Company (TKHC): compañía productora de snacks, cremas, salsas, alimentos, bebidas y más, optó por una estrategia de marketing cuando anunció que iba a retirar los colorantes y saborizantes artificiales de su producto Kraft macarrones y queso. Solamente lanzó una publicación de la retirada de estos insumos, pero no le hizo un seguimiento de cuándo iban a distribuir con la liberación de los productos reformulados en las tiendas. Con esta estrategia, la compañía demostró a los consumidores que pueden cambiar los ingredientes sin cambiar notablemente las características de los productos que desean los clientes fieles.

General Mills: comparado con TKHC, hizo un seguimiento de anuncios cuando le informó a los consumidores que iban a eliminar los colorantes y saborizantes artificiales de sus cereales. La compañía publicó su progreso a principios de este año que habían reformulado el 75% de sus cereales.

El estudio mostró que los consumidores cada vez confían más en las empresas por el hecho de ser escuchados y atendidos con las peticiones que hacen a las mismas. Las marcas pueden involucrar a los clientes en la toma de decisiones de un producto y construir una cultura de calidad escuchando las opiniones de los clientes.