Después de más de tres años de investigación la compañía Chr. Hansen, logró crear sustancias probióticas que mantienen la cepa del jugo hasta por 10 semanas, algo que no se había logrado antes.

Funciona con unos granos congelados en el jugo que cumplen la función de la fermentación y que a su vez extienden la supervivencia del producto.

Aunque la EFSA aun no ha aprobado la sustancia que aumenta la inmunidad en la cepa denominada L. Casei 431 juice, se están generando pruebas para constatar los beneficios del probiótico.

Chr. Hanses asegura que el lanzamiento es a nivel mundial y que las declaraciones de sustancias saludables en otros lugares no tienen tanta restricción como en Europa.

A este descubrimiento se une TetraPak, que incluye los gránulos de probióticos a los jugos en su proceso de pasteurización y embotellado.