La compa??a con sede en Seattle pretende enfocar su producci?n en el mercado de caf? en monodosis (una c?psula o pastilla que contiene la cantidad exacta de 7 gramos) ante el ?xito de su competencia Nespresso, que alcanz? ventas por US$ 3.000 millones durante 2010 en la comercializaci?n del art?culo.

Situaci?n que se presenta teniendo como marco la finalizaci?n de la sociedad que Starbucks Coffee?Co tiene con Kraft Foods y su sistema Tassimo, establecido desde el 2007, y que no ha colmado las expectativas del primero. Mientras Kraft tiene de un 2 a 3 por ciento en la torta del mercado de preparaci?n individual de caf?, seg?n Janney Capital Markeys, su mayor competidor Keurig alcanza el 71 por ciento, situiacion que ha tornado tenso el ambiente entre las multinacionales.

Y es que el crecimiento que ha tenido este mercado en desarrollo hace atractivo el hecho de querer invertir. De acuerdo a estudios de Euromonitor International, el caf? monodosis represent? el 7 por ciento del mercado de caf? en 2010, aumentando ?desde el 2 por ciento que registr? en 2008. Se espera que llegue al 10 por ciento en 2012.

Este producto cumple con cualidades que hacen que los consumidores lo vean como atractivo. Es m?s r?pido, m?s f?cil en su preparaci?n, y no obliga a toda la familia a tomar ?lo mismo.

Su elaboraci?n requiere de 40 segundos. Mediante la introducci?n de un recipiente de pl?stico en una m?quina especializada, se introducen?las peque?as c?psulas que vienen en una amplia variedad de caf?s o bebidas espresso, que tambi?n vienen en chocolate caliente y t?.

Lara Wyss la portavoz oficial de la compa??a se?ala: “Starbucks est? en una posici?n ?nica a causa de nuestra presencia en la venta al por menor y por su capacidad de utilizar los baristas como embajadores de las nuevas bebidas.?Se tiene planeado hacer nuestras propias m?quinas o? tal vez asociarse con un constructor de estos dispositivos, y venderlas en nuestros caf?s”.

No obstante, el punto ?lgido de este escenario es el costo, ya que las m?quinas pueden costar entre US$ 75 y US$ 275. Por otra parte y mientras la mayor?a de los consumidores toman una taza de caf? a US$10 centavos o menos, una taza preparada con una c?psula monodosis puede llegar a valer entre US$50 centavos a US$1.