La continua b?squeda de alimentos que no afecten la salud es constante y los h?bitos de consumo del pa?s muestran el inter?s de los colombianos por llevar al comedor productos que le generen una serie de ventajas de acuerdo a lo registrado en los ?ltimos a?os en materia de grasas animales y vegetales. Las mantequillas y las margarinas en los dos ?ltimos a?os ganaron un espacio en las compras de los hogares, ninguno de los dos productos tuvo un n?mero negativo, aunque el aumento no fue mayor al 2%, seg?n cifras reveladas por Kantar World Panel.

El incremento en el caso de las mantequillas es del 1%, en 2008 la penetraci?n de este producto en la despensa de las familias era del 91%, mientras que para el 2009 logr? el 92%, un crecimiento poco representativo en n?mero pero que deja el producto equilibrado en la canasta de los colombianos. Las tendencias de ambas grasas representaron un consumo en 2008 de 4.008 kilos de los cuales 3.828 fue de margarinas y 1.078 de las mantequillas. Para el a?o 2009 el comportamiento de estas cifras tuvo una variaci?n interesante en t?rminos de volumen, las margarinas se redujeron a 3.664 kilos mientras que las mantequillas se incrementaron a 1.134 kilos.

Teniendo en cuenta que 2008 y 2009 fueron a?os de una crisis econ?mica acentuada y por ende afect? el poder adquisitivo de los colombianos, el comportamiento tanto en mantequillas como en las margarinas mantienen unos precios que les permiten tener un punto de equilibrio con buenas perspectivas. Es claro que las margarinas siguen liderando, mientras en 2008 lo colombianos pagaron $32.473 por las margarinas y $9.544 por las mantequillas, en el 2009 pasaron a registrar $33.740 y $ 10.922 respectivamente.