Industria láctea se prepará para el TLC

El sector lechero tiene ahora un gran reto con la firma del TLC entre Colombia y Estados Unidos, dentro de la dinámica del mercado es necesario prestarle atención y proteger a los pequeños productores.

Aspectos como competividad están llamados a ser replanteados, no solo por los productores sino por el gobierno; en Norteamérica, el sector lechero cuenta con todo el apoyo del Estado, además de altos estándares de calidad en los procesos de inocuidad. Si Los productores nacionales y las entidades estatales no empiezan a superar estas barreras para igualar las condiciones de competividad, difícilmente el producto colombiano llegará a territorio estadounidense.

Teóricamente 5.000 toneladas de leche en polvo ingresarán al país en el primer año de vigencia del acuerdo, lo que representa tan solo el 1 por ciento de la producción colombiana, en este aspecto el impacto es menor. Productos como los quesos madurados tendrán una buena dinámica en el mercado por ser un segmento exclusivo, sin embargo su nicho es muy pequeño.

De esta forma, el TLC es una oportunidad para que el sector haga los ajustes pertinentes en los aspectos de eficiencia, calidad e innovación; los ganaderos tendrán la oportunidad de importar materia prima y maquinaria a bajo precio, lo cual les permitirá reducir los costos de producción y ser más eficientes en el manejo de buenas prácticas, que permitan aumentar la producción de leche de calidad; para esto es necesario fomentar la asociatividad de los pequeños ganaderos.