La agricultura usa el 70% de la toda el agua utilizada a nivel mundial, una cifra que la FAO presenta como alerta para los productores de alimentos debido al crecimiento de la población en el planeta y sus necesidades de consumo.

Alrededor de 1.500 litros de agua se requieren para generar un kilo de granos  y diez veces esa cantidad para producir un kilo de carne, señala la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO.

Si el mundo busca producir la cantidad de alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de cada persona a diario, se requieren alrededor de 3.000 litros de agua. Hoy en día hay más de 7 mil millones de personas que alimentar en el planeta y se prevé que esta cifra llegará a 9 mil millones en 2050.

Si queremos alimentar a una población creciente, es fundamental producir más alimentos utilizando menos  agua, reducir el desperdicio y las pérdidas y avanzar hacia una  alimentación más sostenible, señaló Alan Bojanic, Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, durante la celebración del Día Mundial del Agua.

La agricultura utiliza hoy el 70 % de toda el agua que se extrae de acuíferos, ríos y lagos, comparado con un 20 % por parte de la industria y un 10 % es utilizado para usos domésticos. El agua dulce es un recurso renovable pero es finito, mientras que la población mundial crece año a año, lo que significa que va a ser cada vez más difícil satisfacer las necesidades de todos si no mejoramos la eficiencia de su uso, explica Bojanic.

Para la FAO, América Latina recibe casi el 30% de las precipitaciones mundiales y el promedio de agua por habitante es de 28.000 metros cúbicos, una cifra que supera el promedio mundial, pues si bien es una zona privilegiada, el llamado es para hacer un uso adecuado del agua en los procesos de producción de alimentos.