La innovaci?n se puede gestionar y ser planeada, si fuera casual no llevar?a a los resultados positivos que busca, generando desequilibrios en las organizaciones.

Diego Parra, Director de Katharsis dirigi? el taller Desarrollo de la Innovaci?n en la cultura de la empresa. Dentro de su experiencia, Katharsis destac? los perfiles de las personas en las compa??as? con las que ha desarrollado su trabajo. El 16% de las personas que integran estas organizaciones tiene potencial innovador, 68% est? en un punto cero o de indiferencia a la innovaci?n y un 16% que la repele por miedo.

Uno de los primeros apuntes que destac? Parra es aprender a ver la innovaci?n como parte del trabajo diario y no como una recarga laboral. “Si la innovaci?n se da como trabajo extra la gente no va a innovar”, por lo que el consultor se refiri? a la importancia que tiene apropiarse de la innovaci?n en el pensamiento no solo estrat?gico sino de planeaci?n de las compa??as.

La identidad de una cultura innovadora en los diferentes procesos de las organizaciones hace que las empresas tengan una madurez innovadora, porque, seg?n destaca Parra la innovaci?n debe integrar procesos y no ser una bandera individual en los equipos de trabajo, al contrario el complemento de la innovaci?n es una labor conjunta.

Hay que mirar y calcular errores, si no los medimos no vamos a innovar,? para Parra algunas empresas son incoherentes porque quieren innovar pero no quieren arriesgar.
?