Equilibrio entre la mente, el cuerpo y el alma, en conjunto promueven una sensación de bienestar físico, psíquico y emocional, por ello los alimentos lácteos funcionales y especialmente la incorporación del amplio mundo de los probióticos como alternativa para lograr un mejor estado de salud resultara muy interesante tanto para el productor como para el consumidor.

Probióticos: una fórmula en la calidad de vida

Por: Clara Peláez M. Directora sector lácteos Tecnas S.A cpelaez@tecnas.com.co

Equilibrio entre la mente, el cuerpo y el alma, en conjunto promueven una sensación de bienestar físico, psíquico y emocional, por ello los alimentos lácteos funcionales y especialmente la incorporación del amplio mundo de los probióticoscomo alternativa para lograr un mejor estado de salud resultara muy interesante tanto para el productor como para el consumidor.

Es notoria la aceptación que tienen los alimentos lácteos funcionales en los consumidores, por ello se puede explorar en la diversidad de éstos productos : su amplia gama de fermentados, alimentos para gestantes, quesos frescos y leches, como incorporar los probióticos con todas sus bondades, aprovechando esta ventaja sobre otras matrices alimenticias donde todavía no se ha logrado incorporar este tipo de ingrediente funcional y tampoco son muy reconocidas como alimento funcional por el consumidor.

Los microorganismos probióticoshacen parte del tracto gastrointestinal del hombre desde sus primeras etapas de vida, pero este delicado equilibrio puede variar entre las distintas poblaciones e individuos, debido a factores como la edad, la dieta, el ambiente, el estrés y la medicación, todos aquellos hábitos o costumbres alimentarias hacen que la flora microbiana normal desciendan a cantidades que pueden llegar a ser muy pequeñas, lo cual puede favorecer el crecimiento de bacterias patógenas.

Las especies más utilizadas son:

  • Lactobacillusacidophilus
  • Lactobacilluscaseisubsp. Rhamnosus
  • Lactobacilluscaseisubsp. paracasei
  • Bifidobacteria de varias especies

Su forma de acción

Más de dos terceras partes del sistema inmune del organismo se encuentran en el intestino. De hecho, el tubo digestivo (estómago, intestino delgado y grueso) está en contacto con el exterior a través de una extensa superficie. Los alimentos pueden ser un factor de agresión hacia el intestino junto con los microorganismos (bacterias, virus y hongos).

La flora bacteriana intestinal está formada por millones de bacterias que proliferan en el interior del intestino grueso y fermentan diferentes elementos produciendo sustancias beneficiosas para la salud. Estas bacterias intervienen en el desarrollo normal del sistema inmunitario y en la regulación de la respuesta del organismo ante los patógenos (microorganismos perjudiciales para la salud).

La flora intestinal participa en diversos procesos fisiológicos como la digestión y movimientos del tubo digestivo así como en la producción de algunas vitaminas.

Los probióticos actúan a nivel del tubo digestivo estabilizando la composición de la flora bacteriana e incrementando la resistencia del organismo frente a los patógenos, y mejorando y activando las defensas. Los probióticos producen sustancias que ayudan a combatir algunas bacterias potencialmente patógenas (bacteriocinas), producen vitaminas y enzimas digestivos.

Actualmente, los probióticos han demostrado ser útiles y beneficiosos en:

  • Tratamiento de diarrea aguda infecciosa en niños y adultos
  • Prevención de la diarrea asociada a antibióticos en niños y adultos
  • Algunas enfermedades inflamatorias intestinales (colitis ulcerosa, reservoritis)
  • Mejora de los síntomas debidos a la mala digestión de la lactosa
  • Mejora de algunos síntomas del síndrome del colon irritable
  • Prevención de la enterocolitis necrotizante en recién nacidos pre-término

Otras situaciones en las que los probióticos podrían ser útiles en un futuro, pero donde aún se necesitan más estudios que avalen su eficacia, son:

  • Disminución de los síntomas de asma y otras enfermedades de base alérgica
  • Prevención de infecciones urinarias y del tracto genital, sobre todo en mujeres
  • Prevención y disminución de la gravedad de las infecciones en recién nacidos prematuros
  • Disminución de las complicaciones (sobre todo infecciosas) en pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos
  • Prevención de las infecciones en pacientes con cirrosis hepática
  • Mejorar los síntomas en pacientes con artritis reumatoide y otras enfermedades reumatológicas de tipo inflamatorio.
  • Prevención de la aparición de tumores
  • Disminución de los niveles de colesterol

Por otro lado, en personas sanas el consumo de probióticos puede ayudar a mantener la salud por ejemplo en:

  • Reducir el llanto en niños con cólicos del lactante
  • Reducir los episodios de fiebre y diarrea en niños
  • Reducir la duración de los resfriados pero no su frecuencia.

La diversidad de alimentos lácteos es un punto a favor para los probióticos;en el mercado se ofrece al consumidor lácteos en toda su gama de fermentados, alimentos para gestantes, quesos frescos y leches. Sin embargo, se encuentran investigaciones y desarrollos en marcha en otras matrices lácteas.

Para que el alimento sea verdaderamente funcional es requisito fundamental el que los microorganismos probióticos permanezcan viables y activos en el alimento y durante el recorrido gastrointestinal para garantizar así su potencial efecto benéfico.

El efecto probiotico, dependiendo directamente de la capacidad de colonizar la pared intestinal, esta garantizado por un consumo de los microrganismos, en cantidad adecuada y regular.

Dentro de los factores extrínsecos más importantes que afectan la viabilidad y sobrevida de las células se encuentran el pH (condiciones de acidez derivadas del proceso de fermentación), el oxígeno disuelto (especialmente para bifidobacterias), las interacciones antagónicas entre especies, la composición química del medio de cultivo, la concentración final de azúcares (aumento de la presión osmótica), las prácticas de inoculación (es importante conocer el momento adecuado para el agregado del cultivo probiótico), la temperatura y duración de la fermentación, y las condiciones de almacenamiento del producto, entre otras.

Probióticos y prebióticos excelente sinergismo

De otro lado están los alimentos prebióticos, estos estimulan el crecimiento en el colon de las bacterias beneficiosas. A diferencia de las bacterias vivas de los probióticos, los prebióticos son solamente sustancias que ayudan, sin vida, a modo de complementos energéticos para las bacterias beneficiosas.

Un alimento prebiótico sirve para potenciar otro probiótico, de allí su sinergismo.

Los galactooligosacaridos (la lactosa, el lacticol y la lactosacarosa) tienen una extraordinaria capacidad prebiótica al igual que sus equivalentes en el reino vegetal, los fructooligosaridos.

La inulina con bifidobacteria y lactobacillusCaseisubsp. rhamnosus, tiene una función específica favoreciendo la colonización de la pared intestinal por parte de estos dos microorganismos.

Los productos lácteos son fuente de calidad de vida, siempre que el desarrollo e innovaciones permitan ofrecer al consumidor aquellos requerimientos en su dieta y en la función íntegra del organismo. La industria responde de esta manera a fortalecer estas tendencias en el consumo de alimentos que aportan beneficios adicionales en la alimentación y garantizan unmejor estadon físico yemocional para quien los ingiere, evitando problemas a de salud a futuro y proporcionando una oferta de valor para los procesadores en este mercado.

Bibliografía

1. Guías prácticas de la Organización Mundial de Gastroenterología de PROBIóTICOS y prebióticos. www.worldgastroenterology.org / assets / downloads / es / pdf / guidelines.

2. Floch MH, Walker A, Guandalini S et al. Recommendations probiótico use-2008. J ClinGastroenterol 2008; 24: S104-S108.

3. Sanders ME. Use of probióticos and yogurts in maintenance of health.J ClinGastroenterol 2008; 42: S71-74.

Destacado 1

Los microorganismos probióticos hacen parte del tracto gastrointestinal del hombre desde sus primeras etapas de vida, pero este delicado equilibrio puede variar entre las distintas poblaciones e individuos.

Destacado 2

Para que el alimento sea verdaderamente funcional es requisito fundamental el que los microorganismos probióticos permanezcan viables y activos en el alimento.

Destacado 3

Los productos lácteos son fuente de calidad de vida, siempre que el desarrollo e innovaciones permitan ofrecer al consumidor aquellos requerimientos en su dieta y en la función íntegra del organismo.

PROBIOTICOS, microorganismos vivos que benefician a la salud del consumidor.