Automatización completa del laboratorio de microbilogía industrial

La preparación es la primera etapa del análisis microbiológico de alimentos. Consiste en extraer los microorganismos de la muestra para poder analizarlos. Es una etapa fundamental porque tiene influencia en la exactitud del análisis. El más mínimo error supone que los resultados finales serán poco confiables.

La única forma de evitar estos errores en la preparación de la muestra es la estandarización del proceso. La etapa de preparación de la muestra se comparte en dos pasos principales qe son la Dilución y la trituración / homogenización. Para la Dilución se requiere un caldo específico adaptado al tipo de microorganismo buscado.

Las normativas como la norma ISO 6887-1 exigen ciertas condiciones de trabajo para conseguir resultados fiables y reproducibles. La principal condición es el Factor de Dilución (asegurándose que el caldo este estéril y fértil). El segundo paso de preparación de la muestra es la trituración/homogenización.

Es esencial homogenizar de forma correcta la dilución de modo que los microorganismos presentes en la muestra se encuentren en suspensión en el caldo. Para facilitar la preparción de la muestra a los laboratorios, existe el Diluidor gravimétrico una baanza conectada a una bomba peristáltica que realiza la dilución en un tiempo corto y con alta precisión, y el triturador homogeniza la dilución de forma aséptica y rápida.