Hace un año, BrandStrat publicó un estudio que muestra cómo el 76 por ciento de los colombianos normalmente utilizan la información disponible en el punto de venta, a la hora de tomar una decisión de compra.david-vs-goliat

Es una realidad obvia, aunque pocas veces medida. A la par, no deja de ser curioso que en Estados Unidos solo el 19 por ciento de los consumidores haga lo mismo. Allá, el 81 por ciento de los consumidores se informa, a través de otras fuentes, antes de salir de compras, mientras en Colombia esto solo lo hace el 24 por ciento de los consumidores. Esto se da porque los colombianos somos menos previsivos.

En Colombia, 6 de cada 10 consumidores no hacen lista de mercado, mientras en otros países la mitad de ellos sí. Pero no se trata de destacar las costumbres de los compradores en otras partes del mundo, sino de hacer un llamado de atención hacia algunos sectores del mercado, a fin de que enfoquen sus estrategias teniendo en cuenta los hábitos del consumidor colombiano, pues no deja de parecer increíble que en algunos anaqueles se estén exhibiendo productos con etiquetas en idiomas diferentes al castellano.

Si el consumidor colombiano no es políglota y toma su decisión teniendo en cuenta la información del punto de venta, ¿cómo se pretende seducirlo con un producto que describe sus cualidades nutricionales y organolépticas en otro idioma Vale la pena anotar que es pertinente hacer un análisis de este tema justo cuando empieza la vigencia del TLC con Estados Unidos y cuando todavía hay expectativas por la firma de acuerdos comerciales con otros países, de lenguas diferentes a la nuestra.

La regulación se debe hacer notar para que los alimentos hablen el lenguaje del consumidor. P.D. A propósito del TLC con Estados Unidos, los primeros productos alimenticios en entrar fueron las pastas de pollo y otros derivados del pollo. Empezó la competencia.

david-vs-goliat

Pensamientos diferentes

Una encuesta realizada a nivel mundial y revelada por FoodNavigator US evidenció que mientras el 98 por ciento de los procesadores de alimentos confían en la calidad de sus productos, en los consumidores la confianza sólo la tiene el 70 por ciento.

david-vs-goliat