Patricia Tovar, Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Británica

“La Unión Europea (UE) tiene una normatividad bastante estricta, que se compone de tres puntos principales: el cuidado de los alimentos y piensos, el ciclo que cumple hasta llegar al consumidor. En segundo lugar el asesoramiento científico para controlar el proceso y hacer un acompañamiento a la industria alimentaria, se lleva a cabo con mucha rigurosidad, y finalmente, la aplicación de todas las normas que están establecidas se realiza en cada uno de los lotes importados y exportados, para garantizar su cumplimiento”.

“La principal amenaza frente al mercado europeo es el miedo de la industria y pensar que no es posible exportar, el no cumplimiento de las normas y reglamentos establecidos por la UE, es necesario estudiar las normas para poder cumplirlas y tener éxito en las exportaciones. La fluctuación de los precios y la situación climática de los países, son otras amenazas que deben ser tomadas en cuenta y estudiadas antes de exportar hacia Europa”.

“Las oportunidades con las que el mercado colombiano puede beneficiarse son el TLC con la Unión Europea, el Sistema General de Preferencias Plus (SGP), la reciente Ley 1494 de 2011 para la promoción y protección de la inversión extranjera entre el Reino Unido y Colombia, la variedad de cultivos con los que cuenta el país y la aplicación de tecnología en todos los productos”.