Aníbal Fernández de Soto, Director Ejecutivo de la Cámara de Bebidas de la Andi asegura que uno de los elementos a considerar en el sector de bebidas es el clima.

La creciente ola invernal aunque ha afectado el consumo nacional no ha sido motivo para que el sector de las bebidas se detenga en su crecimiento y avance con nuevas propuestas. El sector de bebidas tuvo un crecimiento en las ventas nacionales durante 2010 del 7.1%, pese a su baja en producción del -1.2%, tal como lo reveló la Encuesta de Opinión Industrial de la Andi, situación generada por el constante invierno que afectó el año anterior y que parece ser una amenaza latente para el 2011. Aníbal Fernández de Soto, Director Ejecutivo de la Cámara de Bebidas de la Andi asegura que uno de los elementos a considerar es el clima, pues el líder gremial plantea que este es uno de los factores claves en el consumo de bebidas, pues el 2010 fue un año en el que las preocupaciones del sector se concentraron en las medidas para mejorar aspectos como la logística para mantener los estándares de competitividad, que es uno de los retos más importantes de la industria. Aunque existen estas dificultades, para Fernández de Soto el 2011 traerá un impulso de algunas bebidas. Independientemente del panorama, la apuesta por las aguas y los tés va a profundizarse más, pues tendrán nuevas combinaciones de sabores. El sector de bebidas nacional está comprometido con las tendencias saludables, es por esto que hemos venido trabajando en muchos frentes, pero uno en donde tenemos un compromiso profundo son los hábitos de vida saludable, donde el consumidor tenga conciencia de la actividad física y una alimentación, afirma Fernández. El mercado funcional El consumo de productos saludables y que correspondan cada vez a ciertas necesidades de cuidado y bienestar del consumidor siguen la tendencia funcional en el mercado de las bebidas. Según estudios de Mintel, se espera que entre el 2009 y el 2014 las ventas de néctares, aguas, refrescos, jugos y otras categorías con el sello de salud aumenten sus ventas un 7%. Aunque algunos califican esto como poco alentador por lo relevante en materia de precios, por el alto costo de estos productos, es claro que la búsqueda por lo saludable en una población que envejece hace parte de las motivaciones para que las bebidas se mantengan como unos de los productos con mayor consumo. Es por eso que se espera que para motivar una mayor penetración de estas bebidas, los productores a nivel mundial flexibilicen los precios para que no se conviertan en una barrera que interfiera en buenos hábitos y mayores oportunidades en un negocio que puede traer oportunidades a este sector. Bebidas ¿Dónde están las preferencias Las principales empresas de bebidas refrescantes terminaron 2010 con una lenta recuperación de la crisis económica mundial y se espera un panorama más optimista, sobre todo en los mercados desarrollados, a partir de mediados de este año. Según cifras reveladas por Euromonitor Internacional, se prevé que el mercado mundial de bebidas gaseosas tendrá un crecimiento neto de US$68 billones entre 2010-2015, con China, Brasil, Rusia, México, India, Indonesia, representando el 73% del crecimiento mundial. Esto significa que las grandes empresas con ambiciones globales están obligadas a a tratar de ser parte de las historias de crecimiento en estos países. Tanto PepsiCo como Coca-Cola Company han prometido ya inversiones sustanciales en China, Rusia, México e India y están construyendo su producción e infraestructura de ventas en estos mercados. En términos de estrategias de marca, además de hacer crecer sus marcas internacionales, las multinacionales están enfocando esfuerzos en el desarrollo de productos para atender a las preferencias locales bajo las marcas internacionales. Con este fin, sus centros de investigación y desarrollo regionales y locales, que están cerca de los consumidores locales, desempeñarán un papel creciente en la creación y la formulación de nuevas bebidas en los próximos años.