La industria de los empaques se dinamizó en los últimos años con nuevos prototipos en alimentos y bebidas, pero es el segundo sector donde se percibe un mayor auge en el país. Las compañías hacen sus mayores inversiones en investigación y desarrollo de nuevos productos para que el producto logre tener unas características y el empaque debe mantenerlas. Por esto para Mauricio Contreras, Marketing Manager de Tetra Pak Andina, los empaques tienen que entender cuál es la dinámica de consumo y adaptarse a ellas. Un ejemplo concreto esque cada vez más en el mundo los tiempos de desplazamiento de la casa al lugar de trabajo son mayores, por lo que se desarrolla una nueva oportunidad para unos empaques que puedan ser trasladados para su consumir un producto. Otro elemento importante es el medioambiental, el ciclo no puede terminar cuando se consume el producto, hace 10 años se hablaba de la relevancia del reciclaje y todos los envases tenían el logo de reciclable, pero estos se empezaron a abrir nuevos espacios. En el tema medioambiental no se limita a ser reciclable, es que sea un proceso real y que se tenga la infraestructura suficiente para hacerlo. Por esto TetraPak está apoyando a las industrias que reciclan los envases para lograr desarrollar una industria que sea sostenible que es el primer pilar de la cadena. El 13% de las cajas ya se están reciclando en Colombia y nuestra meta empezar a crecer ya que tenemos la infraestructura para transformar ese material de envases en otro tipo de productos como tejas afirma Contreras. Por su parte Reinaldo Velasco Mosquera, M.Sc, director Laboratorio de Reología y Empaques y Profesor titular de la Universidad del Cauca, asegura que la tendencia está puesta en la facilidad de procesamiento y fabricación, esto es en la mecanización y automatización de los procesos de producción de los envases, como un elemento crítico de competitividad, pues el objetivo es que haya un balance entre eficiencia, funcionalidad y costo. También incluye el cumplimiento con el producto envasado es decir la protección efectiva de los productos y el valor informativo del texto en el envase. Para el profesor Velasco en general, la tendencia está puesta en la impresión del empaque en su conjunto como un elemento fundamental en la experiencia que el consumidor tiene con el producto desde su elección en el punto de compra, en su transporte y almacenamiento, hasta su disposición final. Por esto afirma que el éxito o fracaso de un producto también depende de la imagen que presente y el confort que el diseño del empaque ofrezca. Germán Navas, Gerente de unidad de negocio DuPont Packaging Graphics para Centro América, Caribe y Zona Andina plantea que Colombia es un país que está a la vanguardia en conversión e impresión de empaques por los grandes empresarios de la industria que tienen una visión amplia del mercado y la decisión de trabajar con manufactura de clase mundial que se encuentra al nivel de las mejores compañías de conversión de Europa o Estados Unidos. A nivel América Latina somos de los países más avanzados de la industria. Se ha hecho cuantiosas inversiones en maquinaria y equipos de las mejores marcas a nivel mundial tanto en el área de conversión de material como para impresión de los mismos, asegura Navas. novedades para el 2011 ¿Cuáles son las novedades para el 2011 A nivel mundial se continúa con el concepto de envases inteligentes. Por esto los indicadores como tiempo-temperatura, calidad microbiológica y niveles de oxígeno o dióxido de carbono impulsarán la generación de envases que al momento de abrirlos se enfríen o calienten solos, por lo que ya no sería necesario el microondas. Otro de los ejes de desarrollo durante el año lo marcará el ecodiseño, un concepto que permite seleccionar materiales con bajo impacto, reducir su cantidad y optimizar procesos y sistemas de distribución, por ejemplo, envases biodegradables para alimento, sustitutos de bolsas de plástico, vasos y platos desechables. También se impulsará la nanotecnología que se utiliza en equipos especiales que pueden leer la textura de un envase, almacenar la información y detectar datos como el número de lote. La implementación de chips permitiría una comunicación con el envase, que le indique al consumidor la caducidad del producto, la forma de uso y le de las recomendaciones sobre el contenido e cliente indicaciones sobre la apertura previa del envase, entre otras cosas, afirma el profesor Velasco. Estudios en Colombia En la actualidad se está trabajando en la reducción del impacto ambiental del empaque. La Universidad del Cauca y otros centros de investigación del país se adelantan estudios referentes al desarrollo de materiales de empaque que sustituyan a las películas plásticas provenientes de derivados del petróleo, mediante el uso de biopolímeros procedentes de recursos renovables. Los materiales de los cuales se hacen las películas plásticas biodegradables pueden ser polisacáridos como el almidón y el quitosano, así como de celulosa o sus derivados, o bien, elaborados con proteínas como la caseína, proteínas de suero de leche, colágeno, gluten y zeína. Otros materiales de empaque que se están utilizando son los polímeros naturales o bioplásticos como el ácido poliláctico (PLA), el polihidroxialcanoato (PHA) y el polihidroxibutirato (PHB), obtenidos por fermentación microbiana con microorganismos silvestres o con microorganismos modificados genéticamente.