Bienestar, salud, belleza, relajación y sustentabilidad hacen parte de las megatendencias de consumo de bebidas.

En el mercado se habla de las diferentes tendencias en ingredientes y aditivos para el sector de bebidas, que sin lugar a dudas se han convertido en un reto para los fabricantes de esta especialidad en el sector de alimentos. Cuando se hace referencia a las megatendencias está claro por parte de los consumidores que no se trata de tener un producto que prometa bienestar, salud, belleza, relajación, sustentabilidad, sino que ofrezca un perfil sensorial que cumpla a cabalidad con las exigencias de un consumir moderno, que si bien está dispuesto a pagar por este tipo de productos un precio que se salga de lo convencional, no estará preparado para sacrificar sus atributos sensoriales (color: atractivo visual; sabor: sensación en la boca; olor: sensación olfativa). Las principales áreas de interés en las tendencias incluyen bebidas que permitan un aumento en la función cognitiva, la salud ósea, el suministro de energía, control de peso, belleza, mejora de función inmune y la relajación, para lo que existen gran variedad de ingredientes y aditivos que permiten cumplir con estos objetivos. Los fabricantes de bebidas cada vez buscan más proveedores de ingredientes que puedan aportar nutrición y diferentes experiencias, así como ingredientes innovadores, que les ayuden a descubrir las oportunidades sin explotar en este tipo de productos. La selección de los ingredientes es fundamental para el desarrollo de productos, puesto que muchos ingredientes pueden influir negativamente en su perfil sensorial. Lo nuevo en el mercado Con las nuevas tendencias en alimentos y bebidas se observa un fuerte cambio cada día con el uso de colorantes naturales; sin embargo, por las características de aplicación, costo, estabilidad, disponibilidad y estandarización, los colorantes sintéticos aún juegan un importante papel puesto que permiten ofrecer al cliente final la diversidad en tonalidades e innovación para lograr suplir los requerimientos y generar diferenciación en el mercado. Dada la tendencia de bebidas que ofrezcan salud y bienestar, el uso de colorantes naturales sigue en continuo auge, en este sentido los colorantes funcionales son tomados como una buena opción al elegir la referencia que aporte algún beneficio al consumidor y presente el mejor desempeño en aplicación; aunque, si esta es la elección es muy importante considerar al inicio del desarrollo variables tan críticas como lo es la degradación de los colorantes naturales, la cual se ve impactada por variables como: pH, luz, temperatura, reacciones de oxidación con otros ingredientes, entre otros. La interacción entre los ingredientes y/o aditivos, es un área que necesita una buena dosis de estudio. Por ejemplo, la vitamina A se descompone en presencia de trazas de minerales e isomeriza a un pH bajo, algo similar ocurre cuando se trabaja con colorantes. No obstante, el uso de ingredientes especialmente formulados o la adición de antioxidantes pueden ayudar a mejorar la estabilidad de ciertos aditivos y colorantes de interés.