El triángulo de las oportunidades

El Salvador, Guatemala y Honduras, países que integran el llamado Triángulo Norte, representan un panorama ideal para los empresarios del sector de alimentos que quieran incursionar en esta región.

Desde la firma del tratado de libre comercio entre Colombia y los países del Triángulo Norte en el año 2007, la dinámica exportadora de nuestro país hacia esa región ha tenido un crecimiento considerable, a pesar de que las cifras del año pasado reflejaron un sensible revés. El comportamiento positivo muestra que el intercambio comercial en lo que va corrido del año 2010 consolida al Triángulo Norte como una alternativa de comercio atractiva.

Según cifras recientes de Proexport, Colombia ha venido recuperando su tendencia de crecimiento de exportaciones hacia esta región del continente luego de haber tenido una contracción seria durante el 2009, año en el cual sufrió un decrecimiento del 8,9%.

No obstante, el sector de agroindustrial, compuesto por productos alimenticios presentó un comportamiento diferente, convirtiéndose en uno de los comercios que experimentó un crecimiento positivo frente a la tendencia general que se vivió el año pasado consiguiendo llegar a un 2,2%.Durante el primer semestre de 2010 es notoria la recuperación en cuanto al ejercicio comercial del orden del 70% al pasar de exportar US$187 millones durante el periodo comprendido entre enero y junio de 2009, a conseguir US$ 319 millones en este periodo. De igual forma el sector de agroindustria y alimentos experimentó un crecimiento del 19% al pasar de exportar US$10 millones de dólares durante el primer semestre del año pasado a los US$12 millones durante el mismo periodo de 2010.

Las oportunidadesSegún Carlos Díaz, consultor de Proexport, los países del Triángulo Norte muestran especial interés por algunas líneas y productos alimenticios específicos, los cuales no tienen un alto grado de desarrollo y producción en esa región del continente.Alimentos como conservas, snacks, galletería, confitería, pan de trigo, harina de maíz, refrescos, jugos de fruta, alimentos congelados, café, aceite vegetal, sopas deshidratadas, lácteos, verduras, frutas y leche en polvo, entre otros, son los que más demanda tienen en esta región.En este sentido Díaz hace algunas recomendaciones para que los empresarios colombianos puedan competir de una forma eficaz dentro del mercado de esta región:

Representación mediante distribuidor intensivo en cobertura.

Indispensable presencia en supermercados.Inversión en merchandising.

Promoción mediante degustación en punto de venta.

Intensivo en impulsar el canal de distribución.Promoción de ofertas en supermercados.

De acuerdo con cifras de Proexport en lo que va corrido del año las exportaciones en materia de alimentos al Triángulo Norte han estado orientadas hacia productos como componentes para fabricar bebidas con un 24% de participación, bombones 23% y 11% en cereales, seguidos de productos como gelatinas y semillas con el 8%.Con este panorama se evidencia claramente la tendencia que existe en los países de la región por incrementar el nivel de importaciones, una clara oportunidad para que los empresarios colombianos y del sector de alimentos lleguen a consolidarse en el mercado centroamericano.