Bebidas un sector de clase mundial

Seguir creciendo sobre la base de innovación en productos, es el interés principal de la Cámara de Bebidas de la ANDI. Aníbal Fernández de Soto, Director, manifestó en dialogo con IAlimentos que la industria de bebidas quiere visibilizarse como líder en transformación productiva, debido a que el sector sabe tomar las medidas para enfrentar la crisis y mantener índices de crecimiento importantes.

IAlimentos: Acabamos de pasar por uno de los periodos más difíciles a nivel económico ¿Qué tiene planeado el sector de las bebidas en Colombia para iniciar la recuperación

Aníbal Fernández de Soto: Desde 2008 se vienen desarrollando con intensidad diversas y avanzadas estrategias

comerciales por parte de las empresas. Durante el año 2009 el sector fue líder en innovación industrial debido, en buena parte, a la entrada de competidores internacionales que dinamizan todos los segmentos. La industria de bebidas en nuestro país también sabe cómo enfrentar momentos de adversidad económica. El sector de gaseosas, por ejemplo, sufrió una desaceleración frente al ritmo de crecimiento que llevaba en años pasados. Sin embargo, en varias empresas han podido sortear las dificultades y finalizaron 2008 con incrementos en el volumen de ventas de 5%, en buena medida por la atención que han centrado recientemente en nuevas bebidas como el té y aguas embotelladas, los que han representado dos de los negocios que más han crecido en los últimos años.

IA: Es después de la crisis cuando se evidencian las necesidades y las falencias de los diversos sectores de la economía. ¿Cuál fue la debilidad más notable del sector y cuál la fortaleza con la que cuenta ahora

Aníbal Fernández de Soto: Observando específicamente a la industria colombiana, son muy pocos los subsectores cuya productividad laboral les permitirá competir una vez entren en vigor los diferentes TLCs. Cabe destacar el caso del subsector de las bebidas, cuya productividad alcanza estándares de clase mundial y supera ampliamente la productividad laboral promedio (producto por empleado por año en dólares) de los Estados Unidos.

Desde el punto de vista del consumidor, el grueso del tema es variedad de productos y diversidad de tamaños, que en eso el mercado aún puede profundizar más, en la crisis la gente cambió muchos de sus hábitos de compra o bien para grandes o pequeños formatos, porque en la gama media no había mucha opción. Lo cierto es que culturalmente el colombiano toma gaseosa y cerveza y eso no lo cambia ninguna crisis. Las amenazas de la industria de bebidas, son las mismas de cualquier sector: inestabilidad institucional y jurídica en el país.

IA: ¿Cuál fue en 2008 y 2009 el desempeño del sector de bebidas en el PIB nacional y cuáles son las expectativas para el 2010

Aníbal Fernández de Soto: Según los resultados de la Muestra Mensual Manufacturera, las ventas del sector bebidas se mantuvieron relativamente estancadas en el 2009 frente al 2008. Para este año las empresas prevén un mejor comportamiento. El sector de bebidas representa cerca del 2% del PIB nacional.

IA: ¿En cuánto asciende la producción de bebidas en el país

Aníbal Fernández de Soto: Estamos hablando de cerca de 10 billones de pesos, es decir, cerca del 10% de PIB nacional. En Colombia las empresas de bebidas que conforman la Cámara son empresas que recogen el 80% del sector, estas empresas son muy grandes y por ende tienen un peso económico significativo, desde el punto de vista de empleos, de impuestos y la presencia regional que tienen, incluso desde el punto de vista histórico cultural. La nueva Cámara nace con ocho afiliados: Bavaria, SAB Miller, Coca Cola Servicios de Colombia, Coca Cola Femsa, Postobón, Nestlé, Red Bull de Colombia y Pepsicola Panamericana.