En el último año, la industria pasó por altos y bajos, asumió retos relacionados con el dólar, fenómenos climáticos y devaluación del peso. En materia de exportaciones no obtuvo buenos resultados, según cifras del Dane, las exportaciones de productos agropecuarios, alimentos y bebidas cayeron 1,3 por ciento, ubicándose en 4,5 millones de toneladas en 2016. Principalmente, cayeron las exportaciones de bebidas (25 por ciento), azúcares (36 por ciento) y cereales (11 por ciento), no obstante, café, té, cacao, legumbres y frutas tuvieron un buen comportamiento y crecieron durante este periodo.
El comienzo de un nuevo año es la oportunidad de empezar a trabajar por mejores resultados, tanto en exportaciones como en producción. De acuerdo con cifras del INVIMA, los sectores de panadería, carnes y pescados, confitería, chocolatería y complementos nutricionales han sido las categorías que han tenido mayor número de registros sanitarios y que proyectan un crecimiento importante para los próximos meses. Esto da luces sobre las oportunidades con las que cuenta la industria.
Por: Yuli Katterine Rodríguez
Coordinadora editoral Revista IAlimentos