El consumo de alimentos? en Colombia ha sufrido una ca?da del 8% en valor al comparar el primer bimestre de 2009, con el mismo de 2010.? Esta baja en el consumo ha sido generada debido a que los productos adquiridos fueron de un precio menor al del a?o anterior.

Al observar el interior de la categor?a de cereales, es claro que pese al alza en precios del 6% en los per?odos analizados, su valor total permaneci? estable mientras perdi? el 5% en volumen.? Dicha estabilidad en valor es producida en gran medida, por el aumento en su base de hogares compradores, que alcanz? un 46% para el primer bimestre de este a?o.?

En cuanto al consumo de la categor?a, se manifestaron en el bimestre cambios en los h?bitos de consumo, donde se vieron afectados directamente tanto el volumen como el desembolso medio; all? la frecuencia de visitas al canal que fue menos espaciada para este bimestre (llegando a 3.2 veces en el per?odo) no logr? compensar las ca?das en el gasto por ocasi?n ni el volumen adquirido en cada transacci?n.

Observando el consumo de la categor?a por regiones, Medell?n es la que m?s aport? a la ca?da en volumen para el bimestre de 2010, que se produjo luego de presentar una fuerte disminuci?n en la base de compradores de la regi?n, pas? de un 48% de penetraci?n, a abarcar el 44% de los hogares medellinenses.

Pese a todas estas contracciones en el consumo y especialmente al menor gramaje comprado por los paisas, Atl?ntico es la regi?n que cay? m?s en su desembolso promedio y esto, asistiendo casi con la misma frecuencia al canal.? Sin embargo, estas tendencias de consumo en Atl?ntico no resultan extra?as, al saber que es la regi?n que mayor concentraci?n tiene de nivel socioecon?mico (NSE), bajo.

?D?nde ganan espacio
Cereales es una categor?a que igual que la tendencia de la canasta total de alimentos va perdiendo importancia en las grandes cadenas, pero al mismo tiempo, potencializando sus ventas en canales de cercan?a.? En este sentido, el volumen de cereales ha perdido un 20% en las grandes cadenas, mientras que en el canal tradicional ha ganado en la misma proporci?n, generando una redistribuci?n de la estructura en volumen de la categor?a.

En el primer bimestre del a?o, fueron m?s hogares los que compraron la categor?a en el canal tradicional alcanzando 20% de penetraci?n.? Del mismo modo, es el canal junto con minimercados, que m?s hogares compradores de la categor?a alcanza.

Perfilando los consumidores de la categor?a en el primer bimestre de 2010, frente al mismo de 2009, es claro un cambio en la importancia de los NSE de los hogares compradores. Por un lado, la base de la pir?mide? aumenta su consumo, mientras que en los NSE altos sucede lo contrario.

Art?culo elaborado por:

Juliana G?mez Montoya
Ejecutiva de Cuentas

Kantar Worldpanel
www.kantarworldpanel.com