La Organizaci?n de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado de un nuevo problema relacionado con la seguridad alimentaria. Se trata de setas deshidratadas que presentan un elevado contenido en nicotina. La sustancia se ha encontrado en muestras de boletus edulis, trufas y canterellus procedentes, mayoritariamente, de China, apunta la organizaci?n.

La nicotina es un alcaloide presente de manera natural y en cantidades elevadas en la planta del tabaco. No obstante, tambi?n aparece en peque?as proporciones en otras plantas como el tomate, la patata, la berenjena o el pepino. Adem?s, la nicotina se emplea como pesticida. Si bien en Europa se est? dejando de usar (en 2010 ya no podr? utilizarse), otros pa?ses “usan este tipo de pesticida y seguir?n haci?ndolo”, se?ala OCU.

Esta utilizaci?n puede producir residuos en los productos, “como en esta ocasi?n ha sucedido con estas setas secas de origen asi?tico. La nicotina se absorbe con gran rapidez por cualquier v?a y produce efectos en el organismo (v?rtigos, mareos, incremento de la salivaci?n y aumento de la presi?n sangu?nea y del ritmo cardiaco)”, detalla la organizaci?n.

Para atajar el problema, la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en ingl?s) ha propuesto fijar un nivel m?ximo de nicotina en setas de 0,036 miligramos por kilo. “Lo cierto es que en algunos ejemplares se han encontrado cantidades de nicotina que superan los l?mites m?ximos establecidos por la EFSA”, advierte OCU, que considera que “una vez fijado el l?mite m?ximo, ser? preciso hacer controles para asegurar que se respeta”.

Tomado de: www.consumer.es

Foto: www.setascolombianas.com?