La embotelladora Andina y Coca-Cola Polar acaban de firmar un acuerdo de fusión con el fin de consolidarse como uno de las más grandes franquicias de Latinoamérica.

La fusión que está sujeta a aprobación por parte de ambas compañías y de las entidades reguladoras, especifica que las acciones de Coca-Cola Polar pasaran a controlar el 19,68% de la propiedad accionaria de Andina.

Esta transacción se materializará a través del intercambio de acciones por nuevas acciones que emitirá Andina, a razón de 0,33269 acciones de Andina Seria A y 0,33269 acciones de Andina Serie B por cada acción de Polar.

La nueva corporación unificada movilizaría alrededor de 641 millones de cajas unitarias, este volumen es equivalente a unos 2,563 millones de dólares, un hecho que hace inminente la posición de esta embotelladora como una de las más grandes de la región. No esta de más resaltar que Andina ya tiene operaciones en Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.