El director general adjunto de Comercio de la Comisi?n Europea, Joao Aguiar-Machado, afirm? que existe un temor desbordado en el rengl?n l?cteo colombiano del Tratado de Libre Comercio (TLC), negociado recientemente con la Uni?n Europea (UE). Para el funcionario, estos recelos son exagerados, ya que existe el compromiso de revisarlo si llegara a tener un impacto negativo muy grande entre los productores locales.

“El compromiso pol?tico es que si hay un impacto negativo muy fuerte, nos vamos a sentar con Colombia, a ver lo que pasa y acordar la respuestas m?s adecuadas que puedan ser de mayor ayuda, mayor plazo, no necesariamente una revisi?n de la negociaci?n del sector l?cteo”, se?al? Aguiar-Machado. El apoyo son 30 millones de euros durante los pr?ximos cinco a?os para la modernizaci?n del sector, su renovaci?n tecnol?gica, el mejoramiento de su capacidad sanitaria, el aumento de la competitividad y hasta microcr?ditos.

El acuerdo contempla que el arancel de 98% a las importaciones de leche, ser? desmontado gradualmente en un per?odo de 15 a?os y habr? una salvaguardia que operar? durante 17 a?os. Ese apoyo financiero y esos plazos son los que eventualmente se incrementar?an, de acuerdo con lo dicho por el funcionario europeo.

As? mismo, Aguiar-Machado dijo que en la Europa Comunitaria tambi?n hubo temores por algunos aspectos del TLC. Cuando se le ofreci? a Colombia un cupo para el az?car, industriales del sector fueron varias veces al organismo en Bruselas, asegurando que se generar?a desempleo. Tambi?n hubo inquietud por las concesiones en banano y otros productos tropicales que, advert?an los cr?ticos, iban a tener efectos nefastos en la competitividad de los pa?ses ACP (antiguas colonias europeas en ?frica, Caribe y Pac?fico) en el mercado europeo. “Al final llegamos a un balance”, porque el acuerdo con Colombia es importante, sentenci?.

?